¿Yo?

Una idea sobre la que termino volviendo constantemente es este problema del “yo”. La cuestión es que cada vez me convenzo más de que el yo propiamente no existe. O es mucho más complejo de lo que nos gustaría que lo fuera. Decir que somos un yo, una identidad, unitaria, internamente consistente, capaz de ser articulada discursivamente más o menos claramente utilizando nuestra racionalidad y voluntad, es algo que me resulta cada vez menos convincente.

En cambio, me veo cada vez más llevado a la idea de que no, que somos muchos, que somos algo así como una comunidad política, cada uno de nosotros, negociando e intentando de alguna manera llevar adelante intereses contrapuestos, diferentes expectativas, rivalidades, y demás conflictos internos que más claramente parecen describir la manera como nos comportamos.

Es difícil de comerse esta idea, y difícil de aceptar, porque estamos acostumbrados, muy acostumbrados, a la idea de que yo soy uno, soy éste, y éste está más o menos en control de sus deseos e intereses e ideas, aunque a veces puedo fallar un poco. Pero cada vez esto me parece menos descriptivo de cómo nos comportamos. Y eso tiene una serie de implicaciones, sociales, psicológicas, legales, bastante complicadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s