Martirológica

O la lógica del martirologio.

Se me ocurre que esto debe ser consecuencia del cristianismo en la cultura, pero estoy seguro que va más allá de mi burda generalización.

La martirológica es la herramienta/ciencia/disciplina/ontología regional que nos permite explicar discursos y acciones a partir de sus racionalizaciones martirológicas. Léase, cuando el propio sufrimiento o sacrificio se convierte en causa, motor o motivo para que ocurra algo. Léase, esta horrible idea de que “no pain no gain”, “todo pasa por algo”, y que todo lo que valga la pena en el mundo tiene que costarnos.

Estas ideas, por sí solas, no tienen nada de malo. El problema es cuando se formulan desde la martirológica. Como si fuera condición necesaria, sine qua non, de conseguir algo, el tener que pasar por algún tipo de sufrimiento. Y que, además, el sufrimiento, el sacrificio, es aquello que legitima lo que se consigue – si ya hemos sufrido por esto, tiene que ser porque es lo que realmente queremos.

La verdad, me parece, el mundo es mucho más aleatorio de lo que nos gustaría que lo fuera. Los malos salen ganando al final, los buenos muchas veces no se ven reivindicados. Es una pena, por mucho que Hollywood nos quiera hacer creer lo contrario. Desde ese punto de vista, algunas cosas dejan de ser ciertas: no, este mal momento que estás pasando no es una prueba para que luego te vaya mejor (en algún momento no te podrá ir peor, más bien, y desde ese punto todo parecerá mejor y eso es suficiente). No, toda tu experiencia horrible no te legitima, por sí sola, más o menos que a cualquier otra persona. No, no todos deberían pasar por el mismo sacrificio para poder entenderte. Y sobre todo: no, no es necesario que tengas que pasarla mal para poder ser feliz. Puede que sea así en algunos casos, pero creer que siempre es así es simplemente estúpido.

El problema de la martirológica es que legitima muchas cosas que, a mi modo de ver, no tienen ningún sentido. Legitima, justifica, que soportemos cosas insoportables, que aguantemos cosas que no deberíamos, porque supuestamente responden a un propósito, a un sentido mayor. La martirológica se alimenta a sí misma: no estoy hablando de hacer sacrificios locales para acceder a beneficios globales. Estoy hablando de actos de sacrificio o sufrimiento que se legitiman a sí mismos, son buenos porque son buenos y resultan como causa indirecta en un posible beneficio ulterior. Debo sufrir para luego poder ser recompensado. Y eso es sumamente perverso.

Anuncios

One Response to Martirológica

  1. Laia says:

    Estaba viendo blogs de temas variados y en la búsqueda con google me he encontrado con el tuyo, me parace interesante y muy bien gestionado,sigue así suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: