Identidades en conflicto

Primero, el desarrollo tecnológico nos hizo posible diversificar y des-centrar la construcción de nuestra personalidad. Nos brindó una multiplicidad de escenarios, separados entre sí, con diferentes audiencias, frente a las cuales yo podía jugar a construir diferentes personajes. Esto era consistente con el hecho de que, en la vida real, operábamos en diferentes contextos, y ofrecía además la experiencia de la virtualidad como estando protegidos bajo la idea de que construíamos algo otro, que no terminaba del todo de afectarnos. Con la web aprendimos, más que nunca antes, a que yo es muchos y que estos muchos actúan de maneras muy diferentes en diferentes espacios, y que esto realmente no tiene por qué ser un problema.

Pero ahora pareciera como si estas múltiples identidades empezaran a colapsar sobre sí mismas. La idea de que puedo, incluso debo, consolidar mis múltiples identidades en línea bajo una suerte de unidad, bajo algún tipo de articulación central, se vuelve cada vez más fuerte. Facebook quiere ser ese lugar a través del cual toda tu vida en línea converja. FriendFeed quiere serlo, Google quiere serlo. Cada más servicios permiten agregar las múltiples fuentes de información que construyo: en mi perfil de Facebook puedo agregar las novedades de mi blog, mis videos en YouTube, mis fotos, mis artículos favoritos, y demás. Los diferentes escenarios en los que se juega la construcción de mi identidad se ven reunidos.

Esto, sin embargo, genera tensiones. Porque yo no soy el mismo personaje en todos estos canales, e incluso del mismo Facebook, no soy la misma persona para los cientos de personas en mi lista de “amigos”. Ahora tengo compañeros de trabajo, del colegio, de la universidad, de múltiples contextos observando el desarrollo de la misma fuente de información que se despliega paulatinamente. Esto hace que sea más difícil construir múltiples personajes para cada audiencia, o que si quiero hacerlo, tengo que pasar a darme cuenta que lo hago y volverlo un acto intencional. Pierde transparencia, pierde inmediatez.

El incentivo para Facebook, FriendFeed o Google es claramente uno de mercado: ser el intermediario entre tú y tu vida en línea. ¿Cuál es el nuestro? ¿Cómo hacemos para ser muchos cuando no hay muchos lugares? ¿O es que, realmente, nunca quisimos ser tantas personas metidas en una?

Anuncios

3 Responses to Identidades en conflicto

  1. Pingback: elmorsa.pe » Por qué la gente baja música

  2. Hola Eduardo,

    en otras palabras, un caso de explosión primero e implosión después, de una esquizofrenia voluntaria por la virtualidad. El colapso que bien notas en la segunda parte de tu post, demuestra que el des-centramiento en la construcción de personalidades múltiples, debido al desarrollo tecnológico, es menos que una buena quimera, no sólo porque se presupone a priori una relación virtuosa, fruicional y pacífica con la tecnología- no olvidemos que Internet originariamente fue un algoritmo para uso militar. Sólo cuando se vuelve obsoleto, se decide pasarlo al uso civil-; sino también porque presuponemos además un “centro” de la personalidad – ¿el yo? sólo una interface frágil que permite direccionar información entre sistema psíquico, orgánico y social. Es por lo demás un artefacto cultural completamente occidental, extraño en Asia.

    Pasando concretamente al punto de tu ejemplo, Facebook permite maximizar lo que toda agencia de marketing siempre soñó: que el consumandor actualice su propio profilo, sin necesidad de muchos cuestionarios. La “cadenas” por e-mail fueron sus prototipos: en ese caso se recolectaban accounts a través de la psicología social para venderlas en masa a agencias de spam. Facebook y servicios símiles recolectan “perfiles”, es decir, permiten recolectar fragmentos de múltiples datos inconexos o pseudo-identidades puestos acá y allá online, esta vez en un único lugar. En un cierto sentido tales plataformas permiten, como bien dices, “ver” una “unidad” donde sólo existe un nudo realmente, “una articulación central”, un conglomerado asociado a un yo, ya precario de por sí.
    Mientras la “persona” “real” goza de finitud, la “persona” de tu profil en Facebook goza de la “eternidad” (esto genera placer y nostalgia), no porque sea un privilegio de la virtualidad, sino porque son principalmente datos, y los datos son inmobiles: para que puedan “ser”, deben elaborarse, actualizarse. Esto requiere tiempo y otra vez chocamos con la finitud.

    La transparencia requiere finalmente intransparencia. Para poder construir una personalidad sólida se requiere redundancia cognitiva (el aprendizaje), excluyendo compensativamente aquellos roles en los cuales no nos sentimos preparados para asumir actos. En tu perfil virtual, la redundancia te la impone la actualización multiple de todos tus perfiles-roles para todos tus “amigos”. Resultado: el autismo voluntario. Un efecto muy similar a esos FWD o e-mails ociosos que no mandan aquellos amigos que no saben ni que decir, ni que decirte, presionados y saturados psicológicamente por que ahora se puede comunicar inmediatamente gracias a formas a-simétricas en tiempo de envío casi 0 como el correo electrónico. En este caso del e-mail se trata de no saber “qué” expresar, cuando puedo comunicar todo e inmediatamente. El mail colectivo o el fwd anodino son útiles en estos casos, porque lo mínimo es el contacto, como en los conductores de electricidad. En el caso de Facebook es más complejo: es no saber “quién” ser, pudiendo ser todos y ninguno finalmente, aviendo querido ser todos y terminando siendo ninguno realmente.

    saludos,
    GK

  3. Errata:

    -“Un efecto muy similar a esos FWD o e-mails ociosos que NOS mandan aquellos amigos…”

    -“el consumandor actualice su propio profilo”

    profilo= perfil en italiano. Una contaminación por escribir contemporaneamente otro texto, disculpa. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: