Wall Street y Platón

Entre todos los problemas que tiene la crisis financiera que alcanzó un nuevo clímax ayer – y debe estar alcanzando aún otro hoy – hay uno que me llamó la atención particularmente, que es la paradoja de la democracia. Dice un artículo de Business Week de hoy:

La primera encuesta, publicada el viernes 26 de setiembre, muestra que 8 de cada 10 americanos afirma estar siguiendo el debate sobre el rescate financiero. Eso es bastante, especialmente para algo así de complicado, y más de dos tercios de los norteamericanos quieren que el congreso haga algo. Y lo dicen en serio: casi tres cuartos piensan que la economía podría empeorar a largo plazo -“en los próximos años”- si Washington no actúa. Y sin embargo, 56% de los encuestados quieren un plan diferente a la propuesta del gobierno. (“Wall Stree bailout: What’s Next?”, BusinessWeek.com, 30/9/2008, traducción mía.)

La paradoja en cuestión se puede rastrear hasta Platón, si no antes. Por un lado, la voluntad popular se inclina hacia una solución de manera mayoritaria, aún cuando, podría decirse, en conjunto la población no maneja el conocimiento o las habilidades para reconocer cuál es la mejor solución al problema. Por otro lado, los que en ese caso sí manejarían el conocimiento o las habilidades se inclinan por una solución diferente, pero no cuentan con el apoyo de la voluntad popular que los legitima para tomar decisiones en primer lugar.

El problema regresa hasta Platón porque, para Platón, la democracia era una forma corrupta de gobierno, pues no garantizaba la idoneidad de las decisiones tomadas. Solamente cuando gobiernan los que saben tomar las decisiones (para Platón, el filósofo-rey) es que se pueden esperar las mejores decisiones posibles. Pero claro, la receta platónica es, al mismo tiempo, una forma velada de totalitarismo.

Al mismo tiempo, la democracia, entonces, es un sistema que sólo tiene sentido cuando queda siempre abierta la posibilidad de tomar decisiones equivocadas. Suena como un compromiso necesario, pero uno no puede evitar preguntarse: ¿realmente queremos que decisiones del calibre más alto sean tomadas por gente que no tiene interés ni mayor concepto por aquello por lo que está votando? Contraargumento rápido: claro, pero por eso democracia debe ir de la mano con educación para formar mejores ciudadanos. Contracontraargumento rápido: cierto, pero eso es wishful thinking y no la situación que tenemos entre manos hoy, idealmente suena genial, pero no describe el estado-de-cosas actual.

No tomo lados en el argumento porque no tengo una respuesta sobre “qué opción es mejor”, supongo que una en unos casos, otra en otros. Pero esta paradoja quizás ayuda a entender un poco por qué ayer no se aprobó el paquete de medidas que tanto pedían unos, atacaban otros.

Anuncios

2 Responses to Wall Street y Platón

  1. Moroco says:

    Creo que la referencia a la democracia como forma corrupta de gobierno puede, con mejores resultados, ser dirigida a Aristóteles y no a Platón. Has de recordar que de hecho es la malformación devenida de la timocracia, aunque muy similar a ella. Ahora bien, la timocracia no es per se una forma degenerada, sino una forma válida pues se basa en cierta forma de amistad (simil de la amistad entre hermanos). Ella puede ser definida como un “gobierno de propietarios” (trasladada a nuestro tiempo), y en tanto propietarios iguales.

    Por supuesto, ello no cambia el que la monarquía (diríamos, el gobierno del filósofo-rey en Platón) sea la forma de gobierno predilecta del estagirita.

    Según lo entiendo, el problema con la democracia en Aristóteles, la razón de su ser degenerado es el asumir un gobierno de todos, aún cuando estos no sean fácticamente iguales. El que se considere que todos pueden acceder al poder aún cuando no tienen acceso a ciertas condiciones básicas (a la tierra, a recursos, ¿a la satisfacción de necesidades?, ¿a oportunidades?).

    Este es quizá el problema intrínseco a la democracia, la ilusión de igualdad que crea entre los ciudadanos (y no tan ciudadanos, si pensamos en nuestro caso). Y ello quizá sirva de marco para la crítica a la que apuntaba tu post – con la cual comulgo. La deformación consiste, finalmente, en el destierro de la meritocracia a la que apuntaba Aristóteles. Tanto la monarquía, aristocracia y timocracia tenían el mismo presupuesto: un gobierno de los mejores, aunque en diferentes grados y en la medida de lo posible.

    Claro, no siempre los más preparados son quienes toman las decisiones, menos aún cuando ellas son de las más importantes. Otro de los problemas genéticos de la democracia, y uno de los que nos resulta más paradójicos, racionalmente considerados. Frente a ello, y sin mirara tan atrás, la tentación de un despotismo ilustrado vuelve a levantarse.

    En fin, sé que no has tomado parte por ninguna opción, la paradoja suele dejarnos con las manos atadas. Pero, y saltando al tema-circunstancia, lo que no me queda claro es si comulgas o no con la medida puesta en cuestión: la del rescate (la que además fue ya aprobada y espera ratificación). Creo que aún cuando para muchos (ingenuos) ello signa el fin del capitalismo, o la prueba de su insuficiencia (y hasta nos regocijamos en ello). Para otros, es solo una muestra más de sus contradicciones inherentes, las cuales hace mucho viene bandeando y superando. No hay que ser tan ingenuos tampoco.

    Checa los medios nacionales para ver las perdidas que se mandan, cada uno opina lo que de la gana casi de acuerdo a su línea editorial o su estado anímico. (Me da flojera linkearte todos)

    Con respecto al rescate, te dejo este link (que quizá ya hayas visto, pero que creo que deberías añadir al post, como quien continúa y amplía el debate) de una carta de Michael Moore al pueblo norteamericano: http://www.nolosabias.com/carta-de-michael-moore-explicando-la-crisis-de-eeuu/ [que además apareció en La Primera del jueves 02]

    Saludos. Después de mucho, Moroco vuelve a ser topo.

  2. Pingback: Entender la Krisis « Castor Ex Machina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: