Transformando la academia

Hoy día parece relevante preguntarse por las condiciones de posibilidad de la filosofía en la época de MTV. No sólo de la filosofía, sino en general, las condiciones bajo las cuales nuestra cultura en general se ve transformada, bajo el influjo de una serie de fenómenos y tendencias difíciles de entender del todo.

El hecho es que, quizás por el ritmo del desarrollo tecnológico, el mundo cambia más rápido de lo que podemos formular sistemas para explicarlo. Las estructuras cognitivas de las personas cambian también, o al menos algo así he tratado de considerar. Conocemos de manera diferente, diferentes cosas, pues los medios a nuestra disposición nos revelan diferentes dimensiones de nuestra propia personalidad, cultura o sociedad que explorar en mayor profundidad.

¿Dónde queda el mundo académico en toda esta transformación? Como una de nuestras instituciones sociales más arcaicas y arraigadas, las transformaciones dentro de él se dan, usualmente, de manera lenta. Lo cual no está mal, pues es el proceder que hemos aprendido del método científico: la exploración, desprejuiciada y minuciosa, de la evidencia disponible, la repetición de los experimentos y la corroboración de los resultados. La academia debe moverse lento, para poder conseguir ni siquiera verdad, sino al menos certeza.

O al menos está acostumbrada a moverse así.

Aprendemos distinto, conocemos distinto, enseñamos distinto, o al menos eso intuyo vagamente. Nos relacionamos con las cosas, con el contenido, con las mismas formas, de manera distinta. Y la explosión de medios libera también una serie de posibilidades no exploradas para la academia, o que son exploradas de a pocos, y con reticencia (y no sin justicia). ¿Cómo utilizamos wikis para generar trabajo colaborativo? ¿Cómo usamos efectivamente el Powerpoint, o recursos de video, para transmitir conocimiento, o más que para eso, para desarrollar una suerte de mayéutica post-posmoderna, y llevar al aprendiz, dirigirlo en una cierta dirección?

O será, simplemente, de que ya no estoy hablando de la academia, lo cual es también válido. Pues pareciera que tenemos nuevas áreas grises que se forman, espacios de intercambio y de interacción más entrecruzados, entre los ámbitos educativos, los medios de comunicación, el mercado, la sociedad civil, incluso el Estado. Antes entendidos como ámbitos rígidamente demarcados (como lo eran quizás las ideologías o las racionalidades), ahora se entremezclan generando espacios regidos por lógicas mixtas -o al menos es lo que quiero pensar-. Donde se puede pensar en términos de conocimiento e investigación, en función a productos y procesos, y en relación a medios y mensajes. Ahora, claro, también podría ser sólo una vacía profecía más del colapso de lo sacro frente a la prostitución del conocimiento, o algo por el estilo.

En todo caso, y sin profundizar demasiado en el tema, tenemos ahorita frente a nosotros un laboratorio poco o mal explorado de oportunidades, de síntesis extrañas y experimentos bizarros, donde podemos jugar con técnicas, productos, ideas, y en última instancia con conocimiento. Los medios sociales y las oportunidades tecnológicas nos dan, si no la oportunidad de transformar radicalmente la academia, por lo menos la de a partir de ella construir un ámbito regido por una nueva lógica de aprendizaje y conocimiento que está en relación mucho más cercana con otros, diferentes, extraños ámbitos de la realidad.

A esa tierra extraña, probablemente inexistente, yo quiero llegar.

Anuncios

One Response to Transformando la academia

  1. Pingback: ¿Soy un “académico”? « Castor Ex Machina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: