Colaboración: el poder de la inteligencia colectiva

El concepto de inteligencia colectiva, o “crowdsourcing”, es problemático, y no quiero entrar a profundidad ahora en el concepto mismos. Basta con decir que debe aún tomarse con cierto escepticismo: aunque parece ser cierto, y existen casos y evidencia que lo muestran, que la colaboración abierta de grandes grupos de gente en un mismo proyecto genera resultados positivos (p.ej. Linux, Wikipedia, etc.), también es cierto que de no darse ciertas condiciones particulares básicas, lo más probable es que los grandes beneficios no se den naturalmente. En otras palabras, la inteligencia colectiva parece ser un recurso valiosísimo, pero el comportamiento de masas sigue resultando problemático de coordinar y gestionar debidamente.

Pero he aquí un ejemplo sumamente interesante vinculado al ámbito de la política. Los gobiernos suelen tener esta mala costumbre de esconder información al público; y también, de que cuando la liberan, lo hacen de tal manera que sea virtualmente imposible para los medios de comunicación analizar debidamente la información como para presentar la información relevante a tiempo. Esto ocurrió, por ejemplo, cuando el Departamento de Justicia de EEUU publica 3000 páginas de documentos relativos al despido polémico de jueces federales, y lo hace en horas de la madrugada, demasiado tarde como para que los periódicos o demás medios de prensa puedan emitir un juicio informado a tiempo.

He aquí lo interesante: los lectores, o mejor dicho, los usuarios de la web tpmmuckracker.com se distribuyeron los documentos en pequeños bloques de 50 páginas cada uno, para leerlos, resaltar la información importante y resumirlos. En media hora desde el anuncio, se tenían ya 50 resúmenes disponibles; dos horas después de eso, 220 comentarios con evaluaciones y resúmenes de diversas secciones del material.

La inteligencia colectiva, el trabajo colaborativo organizado de grupos de personas con objetivos comunes, nos permite cumplir con tareas allí donde nosotros solos, u organizaciones con estructuras tradicionales, no pueden entrar a tallar por una cuestión de lentitud y falta de flexibilidad.

Anuncios

5 Responses to Colaboración: el poder de la inteligencia colectiva

  1. Gabriela says:

    La colaboración o inteligencia colectiva bien gestionada (como mencionas organizar y gestionar masas resulta complicado) es una herramienta efectiva frente a una serie de problemas pero sobre todo para uno de los que enfrentamos hoy, el exceso de información. El único problema es que las organizaciones tradicionales no aceptan que esa sea una manera válida de gestionar la información y rechazan muchas veces la amisibilidad de la misma. Veamos el caso de Wikipedia y todo lo que se dice sobre la validez de sus textos y su veracidad.

    Entonces, estamos frente a una paradoja clásica en la que se ha encontrado una forma más eficaz de lograr algo, pero hasta que no se acepte que esta manera es igual o más válida que la anterior su utilidad no va a poder ser explotada al máximo. Y creo que ésta afecta particularmente a los beneficiarios del status quo (gobiernos, grandes empresarios, cabezas de organizaciones tradicionales) con lo que este viraje hacia la aceptación de la inteligencia colectiva como un recurso válido de análisis de información (y por validez me refiero a su aceptación en lugares como juicios, etc.) puede tomar un tiempo.

    Esperemos por el beneficio de todos que no sea así y que además encontremos formas eficientes de organizar a grandes grupos de personas.

  2. Eduardo says:

    A pesar del claro valor que está mostrando la inteligencia colectiva en varios ámbitos, y en eso estoy de acuerdo contigo, creo que siempre es importante, con todo lo nuevo, mantener una dosis saludable de escepticismo. En efecto, primero, es importante que descubramos (y para eso son necesarios más casos y estudios serios, de los cuales hay pocos) si realmente aplicaciones de inteligencia colectiva son métofos más eficientes de conseguir objetivos que los medios tradicionales; y segundo, en qué ámbitos o casos esto es cierto, pues no es necesariamente cierto que deba ser así en todos los casos.

    Ahora, al margen del criterio de eficiencia, hay otra cuestión que probablemente sea cierta, de índole más filosófica: la colaboración, el crowdsourcing, la inteligencia colectiva, es una forma de organización para el trabajo muy consistente con el esquema de la post-postmodernidad. Es un esquema donde la individualidad radical centrada en sus propias beneficios se encuentra con la comunidad más grande que la suma de sus miembros, y entre ambos alcanzan un equilibrio saludable. Yo soy uno entre muchos, pero los muchos me reconocen siempre como uno, en un agradable y cantante sistema, usualmente, meritocrático.

    Pero, como te digo, aún falta que veamos mucho sobre el tema para conocer sus implicaciones y beneficios o problemas reales. Mientras tanto, sin embargo, coincido en que, sin lugar a dudas, es un esquema que está cuestionando fuertemente la estabilidad de los modelos tradicionales de manejo del conocimiento.

  3. Pingback: El valor de una comunidad de conocimiento « Castor Ex Machina

  4. Cuando limitamos los términos para definir la inteligencia, nos quedamos cortos, todos los elementos que existe alrededor del hombre, se centran en su inteligencia y cuando esta interactúa los otros mundos de su entorno, tales como, el mundo de la información, el de la conciencia, el tecnológico, el de la física, el del conocimiento, el de la comprensión, siendo el comando principal que la contiene, el mundo de la mente, con estas interrelaciones, la inteligencia humanan se va agudizando a tal punto que se eleva a la máxima expresión pudiendo tener la comprensión plena de la existencia de lo micro y lo macro del universo hasta en su mas mínimo detalle, siempre y cuando especialice los temas del conocimiento que tienen que descifrar para conservar y desarrollar cada vez mas, su instinto de supervivencia con supremacía como especie viviente, posiblemente en nuestra galaxia y fuera de ella.

  5. La inteligencia humanan esta íntimamente ligada a los patrones de comportamiento tanto individuales como colectivos. La testosterona hormona sexual ligada al Reino de los seres vivos , interviene directamente con la inteligencia ya sea animal o humana, produciendo conductas erráticas en ambos casos, pero es mucha mas peligrosa en el hombre que en el resto de los animales, ya que en ellos es mucho mas individual que colectiva y tiene un desahogo desaforado que relativamente dura corto tiempo, casi siempre ligado a confrontaciones agrecivas, el hombre tiene estas mismas confrontaciones las llamamos guerras, guiadas por nuestros lideres que através de toda la historia con exceso de testosterona han representado el furor colectivo y se montan en escenarios tan catastróficos culminado con la primera explosión atómica para seguir con destrucciones aceleradas de nuestro medio ambiente, estas indudablemente son conductas erráticas enfermas de la inteligencia humana que tenemos que corregir, es por esta razón es que nos debemos lanzarnos a la aventura sin limites del desarrollo de la evolución de la inteligencia humana y poder controlar este fenómeno para el propio beneficio de la raza humana y de nuestro medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: