Lecciones del 11/9

Ayer estuve viendo un documental en el History Channel, La historia secreta del 11/9, en el cual se pasaba revista de todos los errores de inteligencia que hubo desde años antes hasta los sucesos mismos del 11 de setiembre. Cuando uno repasa los hechos de esa manera, es impactante el nivel de ineptitud y negligencia que las personas encargadas pudieron haber alcanzado, y cómo un aparato burocrático tan entrampado como el gobierno estadounidense podía operar sin que la mano izquierda supiera lo que hace la derecha.

Sé que es obsesivo de mi parte, pero no podía dejar de ver el tema como un problema de gestión de la información. Cuando se supo que aviones habían sido secuestrados, el procedimiento exigía se informe inmediatamente a las fuerzas armadas, sin embargo, ello nunca se hizo. Cuando el error se hubo consumado y el primer avión se estrelló contra la primera torre, incluso cuando lo hizo el segundo, nadie tomaba la responsabilidad por el problema para hacer algo tan simple como ordenar despegaran aviones caza para proteger a la ciudad de otro posible ataque en los siguientes minutos. Nadie sabía lo que pasaba, ni a quién responder.

¿Por qué los sistemas y sus operarios no estaban entrenados para generar un pequeño reporte de una línea por cada acción tomada? El sistema incluso podría automatizar tal procedimiento. Alguien responsable por velar por la seguridad de los cielos en un sector dado podría tener como función específica monitorear todas las fuentes de todos los controladores de tráfico aéreo conforme se actualizan en busca de problemas o circuntancias fuera de lo normal, que pueda entonces marcar para seguimiento, derivar al responsable específico, o solicitar mayor información inmediatamente. No debería ser tan complicado.

Otra cosa que no entiendo es por qué un sistema así debería de ser cerrado o clasificado. He aquí la siguiente perla: post-11/9, la mayoría de los esfuerzos estadounidenses han estado centrados en la consolidación de sus bases de datos de información de inteligencia en el camino hacia la realización cada vez más cercana de un delirio totalitario orwelliano. Se convirtió en la excusa perfecta para justificar el rastrear y almacenar cada minúsculo pedazo de información sobre todos los ciudadanos del país. Pero de lo que entendí del documental, todo el desastre y el ataque terrorista pudieron haber sido perfectamente evitados simplemente atendiendo a la información inmediatamente disponible en ese momento. El problema no es uno de falta de información o de inteligencia, sino que simplemente no se estaba utilizando bien, y que no llegaba a quien debía y en el momento debido.

En realidad creo que es algo muy fácil de ver. Sin embargo, mi argumento falla porque asume como premisa el que el gobierno está intentando desarmar al terrorismo, y no simplemente mantener a sus ciudadanos bajo control y miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: